5 Motivos para perder un caso de Multidivisa

hipoteca multidivisa

¿Cuáles son los puntos clave que están teniendo en cuenta los tribunales para desestimar una demanda sobre hipotecas multidivisa?


Como vimos en esta entrada, la primera Sentencia del Tribunal Supremo sobre préstamos hipotecarios con cláusula multidivisa de 30 de junio de 2015 desestimaba la demanda pero dejaba la puerta abierta a que las reclamaciones tuviesen éxito. En el caso concreto de dicha sentencia, se descartaba la reclamación por el perfil de los demandantes (el marido era experto precisamente en derecho bancario) y porque no estaban actuando como consumidores (se trataba de una actividad profesional de promoción inmobiliaria aunque actuasen como personas físicas).

Con posterioridad a dicha Sentencia del Tribunal Supremo, las Audiencias Provinciales han aplicado su doctrina y el porcentaje de éxito de las demandas por hipotecas multidivisa ha mejorado enormemente.

En mi opinión, sin embargo, el porcentaje de éxito no va a ser equiparable al de otras reclamaciones por productos financieros  como hayan podido ser las participaciones preferentes o las acciones colocadas en una OPV. A pesar de que la Sentencia del Tribunal Supremo de 30 de junio de 2015 ha facilitado el camino, se deberá estudiar minuciosamente cada caso concreto para ver las posibilidades de éxito.

Por ello, además de analizar los casos de éxito, es importante revisar las sentencias desestimatorias.

La Audiencia Provincial de Madrid, en sentencia de 10 de julio de 2015 ha confirmado la sentencia que en su día dictó el Juzgado de Primera Instancia nº 60 de Madrid,  desestimando la  demanda sobre su hipoteca multidivisa que en su día interpuso “Dña. Socorro”.

El cliente contrató en escritura pública en agosto de 2006 un préstamo hipotecario en divisa con garantía  de 144.000 euros que quedó inicialmente formalizado en yenes.
El resultado de la operación fue desastroso y demanda al banco alegando:

a) Existencia de error invalidante del consentimiento (art.79 bis de la LMV y art. 1265 del C. Civil) provocado por la defectuosa y parcial información proporcionada por la entidad financiera.
b) Abusividad de determinadas cláusulas del contrato, contrarias al Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios y a la Ley de Condiciones Generales de Contratación.

La sentencia de la primera instancia, desestimó la demanda al considerar que el contrato no podía subsistir si se eliminaban las cláusulas cuya nulidad se solicitaba.

La Audiencia Provincial considera que el contrato de préstamo hipotecario, sí podría subsistir si se eliminan las cláusulas multidivisa y la petición es jurídicamente viable. Sin embargo, no se acepta la existencia del error en el consentimiento.

Estos son los motivos clave esgrimidos por la Audiencia para desestimar el recurso.

1.- La iniciativa fue del cliente

Dña. Socorro no era cliente del banco, y se personó en la oficina por iniciativa propia, solicitando información sobre las condiciones de contratación de un préstamo hipotecario multidivisa sobre su vivienda habitual. Quería cancelar la hipoteca ordinaria que ya tenía.

2.- El cliente recibió información

Aunque no quedó probada la entrega de una oferta vinculante, si se demostró en el proceso que el banco le envió una comunicación informativa en julio de 2006. La Audiencia indica que no se indican escenarios perjudiciales para el cliente en dicha información, pero considera que Dña. Socorro comprendía el funcionamiento de las divisas.

3.- El cliente realizó múltiples cambios de divisa

Dña. Socorro realizó hasta en seis ocasiones cambios de la moneda de referencia de la hipoteca multidivisa. Y abrió una cuenta en divisas para hacer acopio de moneda extranjera cuando lo consideró oportuno.

4.- El cliente tenía ya otra hipoteca ordinaria

La hipoteca multidivisa sustituyó a la anterior con lo que tuvo que hacer una comparación del precio y las condiciones entre los dos tipos de préstamo.

5.- El cliente demostró tener conocimientos en divisas

Se aportaron al proceso varios emails en los que se mostraba un cierto conocimiento sobre el funcionamiento de las divisas, con afirmaciones como “Creo que debo esperar a que el dólar baje más y de hecho hoy ha vuelto a bajar…” o “Me estoy planteando pasarme al euro, sé que tengo que asumir el aumento de la deuda …”
En definitiva, la Audiencia considera que se trata de un error no excusable: un error de Dña. Socorro sobre la futura evolución de las divisas, pero no un error sobre la hipoteca multidivisa provocado por una falta de información.

En cuanto a la anulación por la existencia de cláusulas abusivas, la Sala entiende que solamente se puede analizar la abusividad de las mismas si no hubiesen sido redactadas de forma clara y comprensible (art. 4.2 Directiva 93/13/CEE de 5 de abril de 1993). Las cláusulas mencionadas resultan comprensibles y cumplen con las exigencias de transparencia que recoge el Informe de 27 de abril de 2000 sobre la aplicación de la Directiva anterior.

La Audiencia de Madrid desestima el recurso y confirma la desestimación de la demanda interpuesta sobre la hipoteca multidivisa.

A la lista de motivos presentes en este caso, habría que añadir los que hemos visto en otros pronunciamientos, como son el perfil “experto” del cliente, o su actuación como profesional no consumidor.

Por el contrario, existen muchos casos en los que fue el banco el que tomó la iniciativa y colocó la hipoteca multidivisa a consumidores carentes de conocimientos sobre monedas extranjeras y de los riesgos que implicaban, que tienen abiertas las puertas de los tribunales para el resarcimiento de los perjuicios sufridos.

  Consulte su caso ahora 

El próximo 13 de octubre de 2015, celebraremos un webinar sobre “Soluciones para las hipotecas multidivisa” en colaboración con la prestigiosa comunidad financiera Rankia.com   Pueden inscribirse gratuitamente aquí.

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter




Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio