¿Cómo se fija la indemnización por daños y perjuicios?

indemnización contractual

 

La indemnización por daños y perjuicios comprende tanto las pérdidas sufridas, como las ganancias dejadas de percibir.

Ese es el criterio que utiliza nuestro Código Civil en el artículo 1.106:

Artículo 1106
La indemnización de daños y perjuicios comprende, no sólo el valor de la pérdida que hayan sufrido, sino también el de la ganancia que haya dejado de obtener el acreedor, salvas las disposiciones contenidas en los artículos siguientes.

De esta forma, se distingue entre daño emergente y lucro cesante.

El daño emergente es el efectivamente causado y se refiere al coste de la reparación para reponer el perjuicio sufrido. Debe  estar justificado  y tener una relación causal con el hecho dañoso.

El lucro cesante es la ganancia dejada de obtener o pérdida de ingresos producida como consecuencia directa del hecho lesivo. Son los beneficios ciertos, concretos y acreditados que el perjudicado habría obtenido de no haberse producido el acto dañoso.

En las deudas de dinero, la indemnización por el retraso consiste en el pago de interés salvo que se hubiese pactado otra cosa (STS de 12 de julio de 1999).

Así lo establece expresamente el artículo 1.108 del Código Civil:

Artículo 1108
Si la obligación consistiere en el pago de una cantidad de dinero, y el deudor incurriere en mora, la indemnización de daños y perjuicios, no habiendo pacto en contrario, consistirá en el pago de los intereses convenidos, y a falta de convenio, en el interés legal.

Sin embargo, la indemnización es susceptible de ser moderada  por los tribunales, según dispone el artículo 1.103 del Código Civil.

¿Cuál es el momento de la fijación de la indemnización?

La indemnización de daños y perjuicios tiene el carácter de deuda de valor y su cuantía se debe fijar con referencia a la fecha en que se dicte la sentencia o el período de ejecución de la misma. Desde la fecha de la demanda o la reclamación extrajudicial se devengarán los intereses moratorios y desde la fecha de la sentencia los intereses procesales del artículo 576 de la LEC.

¿Si hay concurrencia de culpas?

En el caso de que concurran culpas por ambas partes se reducirá la indemnización debida. (STS de 30 de julio de 1998).

¿Puede el mero incumplimiento constituir un perjuicio?

Para el Tribunal Supremo, es posible que el mero incumplimiento constituya una frustración en la economía de la parte, pues lo contrario equivaldría a sostener que el contrato opera en el vacío y que las contravenciones de las partes no tendrían ninguna consecuencia, a tenor de lo establecido en el artículo 1.258 del Código Civil que establece que:

Artículo 1258
Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley.

En resumen, la indemnización por daños y perjuicios debe devolver la situación al momento anterior a producirse el hecho lesivo, pero es el demandante el que debe probar su existencia, la imputabilidad del demandado y la relación causal entre incumplimiento y daño.

 

Consulte su caso ahora 

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter




Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio