Las Cláusulas Antidilución en pactos de socios con Venture Capital

clausulas antidilucion

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las cláusulas antidilución  sirven para proteger al inversor para el caso de que se emitan nuevas acciones a un precio inferior al que éste pagó.

 

La valoración de una Startup puede variar significativamente con el tiempo, dependiendo de muchos factores. Por ello, los inversores necesitan protegerse mediante cláusulas antidilución  para el caso de que pueda haber posteriores rondas de financiación en las que la startup se valore a un precio inferior al que entraron.

 

En derecho español, la Ley de Sociedades de Capital establece en su artículo 304 el derecho de suscripción preferente.  Sin embargo, este derecho no es suficiente para proteger al inversor que no puede acudir a nuevas rondas con lo que su antigua participación se ve diluida.   Por otra parte, es posible que sí pueda acudir a la nueva ronda de financiación, pero si ésta se realiza con una valoración de la startup inferior a la que se le aplicó en su día, automáticamente está perdiendo dinero.

 

Las principales modalidades de cláusulas antidilución son:

 

1.- Cláusulas de precio medio ponderado o “Weighted Average Price”: Se hace un cálculo del nuevo precio medio para el inversor  de manera que el importe total invertido por el inversor dividido por el precio medio ponderado le indicará el número de acciones totales a que tiene derecho.

 

2.- “Full ratchet”: El inversor antiguo inversor tiene derecho a que se le aplique a su inversión el precio medio de la nueva ronda de financiación.

 

En derecho español, hay que tener en cuenta que las startups suelen tener la forma de sociedades de responsabilidad limitada y la Ley de Sociedades de Capital exige que el valor nominal de las participaciones esté suscrito íntegramente.  Puede ser necesario crear una reserva para el caso del ejercicio del derecho antidilución, en caso de que el inversor no quiera desembolsar el nominal. También se podría  establecer un derecho de opción de compra por los fundadores para el caso del ejercicio del derecho antidilución a favor del inversor.

 

Es posible articular el funcionamiento de la cláusula antidilución en función del logro de objetivos de la empresa. De esta manera, si los objetivos de beneficio, numero de clientes o lo que se establezca, no se consiguen, el inversor aumenta su protección ante posibles futuras nuevas necesidades de financiación.  Sin embargo el establecimiento de objetivos es siempre un arma de doble filo y puede suponer el sacrificio del largo plazo en beneficio del corto. Sobre mi experiencia empresarial puedo asegurar que no hay ningún objetivo que no pueda tener efectos “perversos” en el largo plazo. 

Por todo ello, mi recomendación es simple: si tiene una startup, debe conocer la existencia de estos términos y su funcionamiento.

Pero lo mejor es que dedique sus energías a hacer que su compañía funcione y aumente de valor.

Consúltenos su caso pulsando aquí.

 

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter



Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio