Categorías
Competencia desleal

COMPETENCIA DESLEAL

 

¿Cuales son los principales problemas en una demanda por competencia desleal?

En la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de 7 de Octubre de 2011, se refleja la dificultad de obtener una sentencia condenatoria en esta materia.

En el caso, el director gerente de una empresa, monta otra compañía con otros socios y presuntamente se beneficia de los recursos y secretos la empresa para la que trabaja.

Las dificultades se plantean fundamentalmente en dos ámbitos: la prescripción y la prueba de estas actividades de competencia desleal.

Por lo que se refiere a la prescripción, el tiempo es un año desde que se tuvo conocimiento del comportamiento: El artículo 35 de la Ley de Competencia desleal de 1991 modificado por ley 29/2009 de 30 de diciembre establece:

Artículo 35. Prescripción.

Las acciones de competencia desleal previstas en el artículo 32 prescriben por el transcurso de un año desde el momento en que pudieron ejercitarse y el legitimado tuvo conocimiento de la persona que realizó el acto de competencia desleal; y, en cualquier caso, por el transcurso de tres años desde el momento de la finalización de la conducta.

El tiempo para demandar puede ser corto, cuando una vez se tiene sospecha (¿es la sospecha conocimiento?), hay que recopilar las pruebas suficientes. La sentencia recoge el criterio seguido por el Tribunal Supremo:

“En relación a las infracciones plurales y repetidas en el tiempo la Sentencia de 23 de noviembre de 2.007 , respecto del comportamiento desleal consistente en la comercialización de productos con signos susceptibles de generar confusión entre los consumidores sobre el origen empresarial, negó la prescripción de » la acción de cesación cuando se trata… de una serie intermitente de actos», ya que «el de prescripción comienza a contarse de nuevo tras cada repetición del acto… «. Es decir, en este tipo de supuestos, cada acto de competencia desleal da pie a una nueva acción de competencia desleal, sometida a un plazo de prescripción propio, diferente de aquel al que están sometidas las acciones que pudieran haber nacido de actos anteriores.”

Respecto de la prueba, a pesar de haberse presentado algunos documentos que apoyaban  la versión del demandante, la Audiencia Provincial sentencia:

“La Ley se articula a través de determinados tipos de ilícito, destacando su Exposición de Motivos que se ha tratado de efectuar tipificaciones muy restrictivas. Es por ello imprescindible una rigurosa precisión de los hechos, su imputación y su inclusión en alguno de los referidos tipos legales, sin que la falta de precisión o concreción pueda dar lugar a que sea el tribunal quien la complete. Estas razones determinan que, ante la falta de esa precisión requerida, la demanda deba ser desestimada.”

Por último en cuanto a los secretos empresariales, la Sentencia establece:

En segundo lugar el concepto de secreto se emplea de manera inapropiada. Como señala la Sentencia del Tribunal Supremo de 24 de noviembre de 2006 «no pueden ser objeto de secreto empresarial aquellas informaciones que forman parte de las habilidades, capacidades y experiencia profesionales de carácter general de un sujeto, ni tampoco el conocimiento y relaciones que pueda tener con la clientela, aún cuando dichas habilidades o capacidades se hayan adquirido en el desempeño de un puesto determinado o de unas concretas funciones desarrolladas para un determinado empleador.». Ni la cartera de clientes puede considerarse secreto, ni su conocimiento, o el conocimiento de los productos o estrategias de la empresa determinan ilícito alguno.”

En conclusión, en un caso de competencia desleal tiene que haber prueba abundante y concluyente, y recogida en menos de un año desde que se tiene conocimiento del tema, para que podamos tener posibilidades de ganar el caso.

====

Deja una respuesta