Categorías
abogado de empresa Contrato estimatorio

¿Cómo conseguir liquidez? : El contrato estimatorio

contrato estimatorio

 

 

 

 

 

 

 

 

En ocasiones, para conseguir liquidez se deja algo  a alguien para ver si consigue venderlo: Se trata de un contrato estimatorio.

 

Aunque no hay una definición legal, se considera un contrato estimatorio aquél en que una de las partes (el llamado trandens) entrega a otra (el accipiens) determinadas cosas muebles, comprometiéndose este último a intentar venderlas en un plazo, con el compromiso de entregar el valor de las ventas, y el resto no vendido.

 

Para el Tribunal Supremo, se trata de un contrato que tiene elementos propios de la compraventa y el depósito.

 

A diferencia de una compraventa, la transmisión de la propiedad no se produce a favor del accipiens, pero sin embargo, éste asume el riesgo de la pérdida mientras están en su poder.

 

Por otro lado, se diferencia del contrato de depósito en que el accipiens tiene la libre disposición de los objetos del tradens.

 

Es un contrato atípico, con lo cual, se regulará por lo establecido por las partes para el mismo.  En lo que no se hubiere previsto, podrán aplicarse por analogía las normas sobre el depósito, la comisión o la compraventa mercantil.

 

El tradens suele ser el fabricante de las mercancías que necesita liquidez o mejorar sus ventas. Llega a un acuerdo por ejemplo con un comercio detallista, para vender las existencias del anterior, sin que haya una transmisión de la propiedad. El detallista puede vender más y el fabricante puede conseguir liquidez para unas existencias que posiblemente estuviesen en su almacén sin posibilidad de ser vendidas.

 

El accipiens (en nuestro ejemplo, un minorista) puede tener mayor surtido sin haberlo adquirido.

 

No se requiere una forma específica para este contrato, siendo suficiente con el mero consentimiento.

 

Es un contrato que no se presume: El derecho a devolver las mercancías por el accipiens debe ser probado. Sería conveniente tener por escrito estas condiciones.

 

A la hora de elaborar un contrato estimatorio, es conveniente incluir los siguientes puntos:

 

Para el “tradens”:

 

  • Tiempo, forma y condiciones para realizar las entregas de la mercancía.
  • Derecho al cobro del precio y garantías del mismo (aval personal o bancario).
  • Obligación por el fabricante de responder por los vicios ocultos y evicción.
  • Derecho a no suministrar en casos de fuerza mayor.
  • Indemnización por terminación de contrato.
  • Derecho a interrumpir el suministro en caso de impagos o retrasos.
  • Suministro de cantidades mínimas para el período de contrato.
  • Derecho a no aceptar la cesión de contrato en el caso de que alguien compre al distribuidor.

 

Para el “Accipiens”:

 

  • Derecho a disponer libremente de las mercancías.
  • Obligación de intentar la venta.
  • Compromiso de adquirir un mínimo porcentaje de la mercancía.
  • Adquirir lo no devuelto una vez cumplido el plazo.
  • Derecho a devolver lo no vendido en un plazo.
  • Permitir las inspecciones del tradens.
  • Obligación de garantía o fianza para el cumplimento de sus obligaciones.
  • Hacer liquidación del contrato cuando venza el plazo.
  • Asumir el riesgo de pérdida de la mercancía.

 

Este “contrato estimatorio” puede añadir valor tanto al distribuidor como al fabricante. Pero tenga en cuenta que, como dicen los ingleses, “possessión is nine-tenths of the law”: la posesión es nueve décimas partes de la ley.

 

 Consúltenos su caso pulsando aquí.

 

 

 

 

Lawyer in Spain, Lawyers in Spain,

Deja una respuesta