Categorías
Bancario Blog Cláusula suelo Mala praxis bancaria

Declarada la nulidad de una cláusula suelo del BBVA en Gijón

abogado clausula suelo

 

 

 

 

 

 

 

 

El Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Gijon ha declarado la nulidad de una cláusula suelo de BBVA, así como la cláusula sobre los intereses de demora en Auto de 30 de septiembre de 2013.

 

 

Ante el Juzgado se tramitaba un procedimiento de ejecución hipotecaria por el BBVA contra  dos personas.  Habían firmado un préstamo hipotecario por 331.800 euros con garantía hipotecaria de dos viviendas, una de ellas la habitual. No pueden pagar el préstamo y el banco solicita la ejecución hipotecaria.  Los demandados presentan oposición a la ejecución:  Solicitan que se declare la nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado y la cláusula suelo y que se declaren abusivos los intereses moratorios fijados.

 

El Magistrado Juez analiza el caso con la perspectiva de la sentencia de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013.  No cabe control de equilibrio sobre las cláusulas que describen y definen el objeto principal del contrato, que quedan amparadas por la libertad de mercado.   Pero al ser una cláusula predispuesta, tiene la consideración de condición general de contratación impuesta a un consumidor, que no ha tenido ninguna capacidad de decisión sobre ella, con lo que se puede declarar su nulidad si no se han cumplido los requisitos de transparencia.

 

En el caso concreto, se trata de una condición general por que cumple las tres condiciones de:

 

  • Predisposición (redacción antes de la negociación o perfeccionamiento en el contrato).
  • Imposición (no es fruto del consenso sino que es obligada una de las partes).
  • Pluralidad (destinada a una multitud de contratos y no solo al caso concreto).

 

(Art.1 de la LCGC).

 

Si la cláusula suelo hubiese sido negociada de forma individual, no podría invocarse la LCGC. Corresponde al banco ejecutante la carga de acreditar que sí que existió negociación.  El artículo 82.2 de la LGDCyU establece que el empresario que afirme que una determinada cláusula ha sido negociada individualmente, asumirá la carga de la prueba.

 

Para el Magistrado Juez, la STS de 9 de mayo de 2013 estblece que las cláusulas de suelo pueden ser declaradas ilícitas o abusivas si no superan los controles de:

 

  • Inclusión: Que el consumidor tenga consciencia de que se le ha  metido en el contrato y que la cláusula no es ilegible, oscura o ambigua.

 

  • Transparencia: Que se sepa la carga económica o la onerosidad patrimonial que le supone la cláusula. Además se debe informar de que se trata de un elemento definitorio del contrato y se deben hacer simulaciones de escenarios diversos. La carga de la prueba corresponde al banco.

 

  • Abusividad o contenido: Desequilibrio entre las posiciones de los contratantes.

 

 

El Juzgador considera que la cláusula de suelo no es transparente y es abusiva  y por lo tanto, nula, lo cual impide que se efectúe una integración o reconstrucción equitativa del contrato, pues se opondría al Derecho Comunitario como indica la Sentencia del Tribunal de Justicia Europeo de 14 de junio de 2012.

 

El contrato subsiste, pero suprimiendo las cláusulas abusivas.

 

La consecuencia es que se debe archivar el procedimiento de ejecución y el banco deberá presentar una nueva demanda de ejecución hipotecaria, recalculando los números con arreglo a lo dictado en este auto.  Las partes deben restituirse recíprocamente lo pagado indebidamemente: El banco debe devolver lo cobrado de más desde el inicio del contrato de préstamo.  El juez indica que no se debe aplicar la irretroactividad que contenía la sentencia del TS de 9 de mayo de 2013 y explica con detalle los motivos para ello.

 

En conclusión, se decreta la nulidad de la cláusula de suelo, debiendo devolverse las cantidades pagadas indebidamente desde la firma de la hipoteca, la nulidad de la cláusula de los intereses de demora, y se acuerda el sobreseimiento del procedimiento de ejecución, archivando las actuaciones y sin pronunciamiento sobre las costas. El banco podrá imponer una nueva demanda de ejecución sin poder aplicar las cláusulas anuladas.

 

 Consúltenos su caso pulsando aquí.

Vote al Blog de Burguera Abogados  para los Premios Bitácoras 2013,  pinchando aquí.

 ====

Deja una respuesta