¿Es patentable mi idea?

idea patentable

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué requisitos debe tener una invención para que se pueda patentar?

Las ideas de negocio no son patentables por sí mismas, sino que se deben construir las barreras de entrada por otros caminos.

Centrándonos en las patentes, debemos diferenciarlas de los  modelos de utilidad.

Modelos de Utilidad

Los modelos de utilidad están previstos para invenciones más sencillas,  según el artículo 143 de la Ley de Patentes, que suponen alguna ventaja para el uso o fabricación de una cosa, al dar a la misma una configuración, estructura o constitución diferente.

Se les exige novedad en España, aunque no mundial.  Se considera que cumplen el requisito de ser “invenciones” si para un experto en la materia, no resultan muy evidentes, según el estado de la técnica.

La duración de la protección es solamente de 10 años y el proceso para su registro es más sencillo que el de las patentes.

Patentes

 Para la obtención de una patente, los requisitos son más estrictos. Se requiere que sean una novedad a nivel mundial. Pero el plazo de protección es de 20 años.

¿Cuáles son los requisitos de patentabilidad?: Se recogen en el artículo 4 de la Ley de Patentes:

1.-Novedad: No hay novedad si está comprendida en lo que se denomina “estado de la técnica”: todo lo que antes de la fecha de la presentación de la solicitud ha estado accesible al público por cualquier medio (artículo 6 de la Ley de Patentes). Solamente se permiten las siguientes excepciones: En los 6 meses anteriores a la fecha de solicitud no se “rompe” la novedad si la publicación ha sido mediante abuso frente al solicitante, exposición en ferias oficiales (ojo, no todas las exhibiciones se consideran oficiales) o se trate de ensayos que no impliquen explotación o comercialización del invento (artículo 7 de la Ley de Patentes).

2.-Actividad inventiva: Se considera que hay actividad inventiva cuando para un experto en la materia, no resulta evidente según el estado de la técnica (artículo 8 de la Ley de Patentes).

3.-Aplicación industrial: Se puede aplicar en alguna industria o puede ser fabricado (artículo 9 de la Ley de Patentes).

  El mismo artículo 4 indica que no son patentables:

  • a) Los descubrimientos, teorías o métodos científicos o matemáticos.
  • b) Las obras artísticas, literarias o científicas.  s científicas.
  • c) Los planes, reglas y métodos tanto para actividades intelectuales, como juegos o actividades económicas.
  • d) Los programas de ordenador.
  • e) Las formas de presentación de la información.
  • f) Los métodos de tratamiento quirúrgico, terapéutico o de diagnóstico aplicados a humanos o animales.

De lo que hemos visto hasta ahora destacaría que en España no son patentables los programas de ordenador y ni tampoco las “ideas de negocio” por muy brillantes que sean.

Además,  el artículo 5 excluye expresamente de la posibilidad de ser patentados:

  • Las invenciones contrarias al orden público o a las buenas costumbres y especialmente la clonación o modificación genética en seres humanos, el uso de embriones humanos para fines comerciales, y las modificaciones genéticas en animales que supongan sufrimientos sin utilidad médica o veterinaria así como su comercialización.
  • Las variedades vegetales y razas de animales  y los procedimientos biológicos de obtención de los mismos.

 Las variedades vegetales se excluye de la Ley de Patentes por que tienen su propio sistema de protección que se recoge en la Ley 3/2000 de régimen jurídico de protección de las obtenciones vegetales.  Y en el caso de los animales se excluye la patentabilidad por razones morales.

En resumen, novedad, invención y aplicabilidad industrial son los requisitos básicos para que una idea sea patentable.

Por lo demás, en la Ley de Patentes, hay muchos conceptos “abiertos”,   que pueden generar no pocas  dudas,  como que es lo que se considera “evidente” o quién es un experto, o cuál es el estado de la técnica, por lo que en cada caso concreto, se debe hacer un análisis por un experto en patentes y marcas.

 Consulte su caso ahora 

Unase a la demanda colectiva de Acciones Bankia ahora

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter



Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio