Categorías
abogado de empresa Bancario bonos estructurados Mala praxis bancaria Proteccion de patrimonios

Estructurados: BBVA condenado de nuevo en La Coruña

Burguera Abogados BBVA

La Audiencia Provincial de La Coruña ha condenado a BBVA  a devolver a los demandantes 236.000 euros invertidos en un estructurado multicupón con condena en costas al banco en Sentencia de 26 de julio de 2013.

El caso ha sido el siguiente: un particular con su madre  suscribieron  236.000 euros en un producto estructurado multicupón del BBVA.  El cliente, se presentó en una oficina del BBVA y pidió expresamente este producto. El empleado de la oficina le dijo que era un tipo de producto que solamente se vendía a través de banca personal y no por banca comercial. De todas formas, le vendieron el producto.  El cliente firmó sin leerlo siquiera y no se le hizo test de conveniencia.  El cliente, posteriormente, leyó el contrato y a los 5 meses se presentó en el banco para cancelarlo, al darse cuenta del riesgo que asumía.  Como no llegaron a un acuerdo, el cliente demandó al banco y en el Juzgado de Primera Instancia, desestimaron su demanda.   Apelan ante la Audiencia Provincial. Es interesante el criterio que aplica la Audiencia en un caso como este.  Se parte de la base de que es un hecho no controvertido que no se dio información sobre el producto y que no se hizo test alguno.

 

La  Audiencia hace un repaso de la legislación aplicable, y se refiere  los test de conveniencia y de idoneidad regulados por el RD 217/2008.

 

Incide en el reforzamiento del deber de información para el cliente minorista, que se aplica aunque se trate de un empresario (art. 78 bis c, de la LMV). Para la Audiencia Provincial, lo realmente relevante es la condición de minorista del cliente, más que su experiencia inversora.

Afirma literalmente la sentencia que “la falta de información condujo al error de un cliente minorista que confió en su banco, firmando el contrato sin leer y que no hubiera firmado con una información detallada del mismo”.

 

En cuanto a la excusabilidad del error (el cliente dijo que ni siquiera leyó el contrato), la Audiencia se remite a la Jurisprudencia del Tribunal Supremo que no se fija únicamente en la persona que lo sufrió, sino también en el comportamiento contractual de la contraparte, “valorándose las respectivas conductas según las Reglas de la buena fe”.

 

El banco no cumplió con sus obligaciones de información. Se trata de un error inducido por la contraparte. Y trae a colación la interpretación efectuada por el Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea que en sentencia de 30 de mayo de 2013 que indica que la interpretación de las excepciones al sistema de evaluaciones de la Directiva MIFID (art. 4 aptdo.1 punto 4º y art. 19 apdo. 4º) debe ser estricta por que la protección de los inversores es el objetivo fundamental de la misma.

 

En definitiva, se revoca la sentencia del Juzgado de Primera Instancia, se estima la demanda, se ordena la devolución de lo invertido en el producto estructurado multicupón con intereses legales desde la interpelación judicial y se condena en costas al banco.

Consúltenos su caso pulsando aquí. 

Deja una respuesta