Categorías
abogado de empresa Advisory board Business Angels Capital riesgo (venture capital) emprendedores Emprendedores y Startups Pacto de socios Startups

¿Necesito un Advisory Board en mi Startup?

advisory board

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reunir un buen Advisory Board en su Startup puede acercarle a sus metas.

 

¿Qué es un Advisory Board?

 

Es un grupo de personas que no pertenecen a la empresa ni necesariamente invierten en la misma, pero que por su vinculación con el negocio, su conocimiento y su red de contactos, aportan valor a la empresa con reuniones periódicas.

 

¿Qué hace un Advisory Board?

 

En las reuniones del Advisory Board, se plantean cuestiones normalmente estratégicas para el futuro de la startup. La experiencia, el conocimiento y la red de contactos de los miembros facilitan el desarrollo de la empresa y evitan algunas decisiones erróneas.

 

¿Quién puede ser miembro de mi Advisory Board?

 

El perfil de los miembros del Advisory Board es el de ejecutivos que ya han desarrollado su carrera, veteranos y en muchos casos recién jubilados,  con gran experiencia y prestigio, y cuya motivación fundamental no es crematística.  Si se tuviese que contratar directamente a estos profesionales, los números de la startup no lo soportarían. 

 

Se trata de aunar dos características:

 

a)    Experiencia, conocimiento y prestigio, relacionado con mi negocio.

b)    Motivación: En el IESE se distingue entre motivación intrínseca (dinero),  extrínseca (reto profesional) y trascendental (valores y creencias). Los miembros del Advisory Board deben tener una motivación  principalmente extrínseca y trascendental. Descarte directamente a los que muestren una motivación exclusivamente intrínseca.

 

 

 

¿Cómo construyo un Advisory Board?

 

En Estados Unidos el 80% de los advisory boards cobran solamente desplazamientos y dietas.  No es una cuestión de dinero.

 

En primer lugar debe tener un buen proyecto: un proyecto innovador, de calidad, con capacidad para hacer que personas que llevan toda la vida en el negocio “apuesten” por usted.  Los potenciales miembros no arriesgarán su prestigio ni perderán su tiempo en un proyecto “del montón”.  Su proyecto y su fundador deben tener suficiente brillo para que estas personas le apoyen. Debe conseguir “enamorarles”: como hemos visto antes, si la motivación es solamente intrínseca, normalmente no podría pagarles.

 

En segundo lugar, se determina el perfil de personas que necesito: Empresarios, investigadores, profesores universitarios..

 

A partir de ahí,  debe trabajar su red de contactos: hoy en día internet nos ofrece herramientas para poder contactar casi con cualquier persona en el mundo si lo hacemos de la forma adecuada y con suficiente perseverancia. Seminarios, conferencias, jornadas sectoriales pueden ser una oportunidad para contactar fuera del mundo virtual.

 

No es recomendable empezar directamente ofreciendo acciones. Quizás en el futuro, se puedan ofrecer opciones. Pero la motivación inicial para los miembros del Advisory Board no puede ser crematística. Quizá sería más conveniente utilizar el término “equipo de mentores” para reflejar lo que realmente se busca. En todo caso, tendría en cuenta que una participación para empleados y consejeros superior al 10%, puede suponer una dificultad a la hora de atraer inversores.

 

¿Qué ventajas aporta tener un Advisory Board?

 

 

a)    Credibilidad: De cara tanto a clientes como inversores: imagínese la diferencia entre presentar su empresa usted solo o con un consejo formado por un empresario de éxito, un catedrático y un investigador de renombre.

b)    Experiencia: La experiencia “es un grado”. Haber vivido distintos ciclos económicos, distintas empresas y circunstancias aporta mucho valor.

c)     Visión externa y objetiva: Metidos en nuestro mundo y nuestra forma de pensar, podemos cometer “errores de bulto” que un consejo asesor puede evitar. “Cuatro ojos ven mejor que dos” y más si los otros “ojos” están especialmente cualificados.

d)    Contactos: la red de contactos de los miembros nos facilitará mucho las cosas. Los contactos valiosos pueden ser de todo tipo, tanto técnicos, como clientes importantes, inversores, medios de prensa y otros.

e)    Acceso al talento:  Un consejero del ámbito docente puede permitirnos acceder a personas brillantes en escuelas de negocios o en facultades que pueden se la base para desarrollar nuestra startup.

f)      Soluciones: Se plantearán decisiones muy complejas en las que el consejo de los miembros será fundamental.

 

 

¿Debo formalizar el Advisory Board?

 

La ilusión inicial  se puede disipar. En la evolución de la empresa será necesario cambiar la composición del Consejo Asesor. Por ello, es conveniente establecer con claridad lo que se espera de cada miembro, la forma de medir la aportación y los mecanismos de salida.  El lugar ideal para regular  el Advisory Board es el pacto de socios en el que además se especificarían otros aspectos importantes como son las obligaciones de confidencialidad y pactos de no competencia.

 

¿Como retribuyo al Advisory Board?

 

La retribución se determina por una combinación de las siguientes opciones:

a)    Participaciones en la startup: es muy fácil y claro pero también muy peligroso: podemos hacer socio a alguien que más adelante no es lo que parecía ser o podría por circunstancias diversas, dejar de aportar valor a la empresa:  Si ofrecemos participaciones, debemos articular un mecanismo legal para su recompra si nos interesa en el futuro, a un precio no discutido (vesting y otras).

b)    Participación en beneficios: El consejero se beneficia  pero no lo hacemos socio: el problema está en que el Advisory Board nos hace más falta sobre todo al principio, cuando todavía no suele haber beneficios.

c)     Opciones: se ofrece la posibilidad de adquirir determinada participación en la empresa a un precio concertado. Es lo más frecuente en los Estados Unidos.

d)    Arrendamiento de servicios: simplemente, pagar por su trabajo.

 

 No va a ser fácil encontrar un buen Advisory Board de “primeros espadas”  que le aporten valor sin poner algo de su parte, pero el esfuerzo merece la pena.

 Consúltenos su caso pulsando aquí.

 

 

 

Deja una respuesta