Categorías
Abogado bancario abogado de empresa Bancario Mala praxis bancaria permuta financiera Permuta financiera Sentencias Swaps swaps Swaps

Swap de Bankia declarado nulo en Valencia

bankia swap

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Audiencia Provincial de Valencia ha declarado la nulidad de un swap contratado por una “S.L.” con Bankia, en sentencia de 24 de marzo de 2014.

 

Una pyme dedicada al transporte, contrata con Bankia un swap en mayo de 2008 que le genera unas pérdidas de más de 23.000 euros.

Ante la imposibilidad de una solución negociada, demandan al banco y el Juzgado de Primera Instancia nº 17 declara la nulidad del contrato swap y ordena la recíproca restitución de prestaciones, con pago de intereses legales y condenando al pago de las costas al banco.

El banco presenta recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, alegando los siguientes motivos:

  • Error en la valoración de la prueba con relación al perfil, experiencia y conocimientos financieros de los representantes legales de la empresa.
  • La información proporcionada fue adecuada y suficiente.
  • La falta de lectura del contrato por los representantes legales hace que su error sea inexcusable por falta de la diligencia debida.
  • Vulneración de la teoría de los actos propios por aceptar las liquidaciones sin protestar.
  • Vulneración del artículo 394 de la LEC pues al haber dudas serias y razonables, no se deben imponer las costas.

La Audiencia considera que la primera cuestión que se debe examinar es la relativa al cumplimiento o no de la normativa MIFID que al tiempo de la firma del contrato estaba en vigor.

Se trae a colación la Sentencia del Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo de 20 de enero de 2014 en la que se dice con relación al incumplimiento de la obligación de realizar el test de conveniencia o idoneidad que “la omisión del test que debía recoger esta valoración, si bien no impide que en algún caso el cliente goce de este conocimiento y por lo tanto no haya padecido error al contratar, lleva a presumir en el cliente la falta del conocimiento suficiente sobre el producto contratado y sus riesgos asociados que vicia el consentimiento. Por eso la ausencia del test no determina por sí la existencia del error vicio, pero sí permite presumirlo”.

Y se refiere a la SAP de Valencia (S.9) de 17 de septiembre de 2013, en la que se indica que “si no se ha cumplido en debida forma con la normativa a que anteriormente aludíamos –MIFID- ni se ha informado con claridad y exhaustividad de los escenarios posibles, mal podremos concluir que la firma sin la debida comprensión por parte del demandante sólo a él es imputable, y sólo después de que éstas se hayan acreditado, pasa a examinarse la actuación de la otra parte contratante, a la que se ofrece el producto..”.

En este caso, el banco no realizó el test obligatorio, con lo que se concluye en los mismos términos que la sentencia del Juzgado de Primera Instancia. El test no se realizó por que el empleado del banco consideró que no era necesario hacerlo.  Además, el swap se “coloca” por iniciativa del banco, con ocasión de la contratación de un leasing a interés fijo, para el que es evidente que no era necesaria una cobertura.

En resumen, se confirma la sentencia de la Primera Instancia, que declara la nulidad del Swap y se imponen las costas de la apelación al banco.

Consúltenos su caso pulsando aquí.

Deja una respuesta