Categorías
Abogado bancario Bancario permuta financiera Permuta financiera Sentencias Swaps Swaps

Banco Santander condenado por un Swap en Madrid

santander swap

 

 

 

 

 

 

 

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la nulidad de un Swap suscrito por una “S.L.” con el Banco Santander en Sentencia de 18 de febrero de 2014.

 

La actora era una pequeña empresa familiar dedicada a la venta de ropa infantil y juguetes.  Firmó una cuenta de crédito y un arrendamiento financiero con el banco y posteriormente suscribió el CMOF y el Swap, con un nocional de 800.000 euros,  aconsejado por el director de la oficina.  Este le “colocó” el swap como un “seguro de protección frente a subidas de tipos de interés”.  No se informó adecuadamente del riesgo, ni del coste en caso de bajada de los tipos, ni de la cancelación.  El administrador no tenía conocimientos financieros especializados.

 Se solicitó ante el Juzgado de Primera Instancia la declaración de nulidad del contrato de permuta financiera (Swap) de 19 de junio de 2007, así como el contrato marco de operaciones financieras de 15 de junio de 2007. Este declaró la nulidad en sentencia de 16 de mayo de 2013.

El banco interpone recurso de apelación ante la Audiencia Provincial alegando defectuosa valoración de la prueba y errónea interpretación de la normativa aplicable. Dice que la empresa tenía capacidad para entender el swap, que transcurrieron 2 años desde la cancelación del contrato hasta la interposición de la demanda, que no hubo error esencial y excusable.

La Audiencia recoge el criterio del Banco de España, según el cual los Swaps son un instrumento complejo que requiere una “formación financiera claramente superior a la que tiene la clientela bancaria común”.  El banco debe acreditar que ha facilitado al cliente información sobre el producto, considerando en caso contrario que su actuación sería contraria a los principios de claridad y transparencia.

 Se descarta la nulidad por inexistencia de causa.

 En cuanto al error en el consentimiento, el hecho de que el administrador estuviese en tres sociedades, no le convierte en un experto financiero.

 De los interrogatorios aparece inequívocamente claro, que no se hicieron simulaciones ni se contemplaron liquidaciones concretas según los diferentes tipos. No se entregó ninguna documentación explicativa antes de la firma.

 En definitiva, se desestima el recurso del banco, se confirma la nulidad del Swap, y se condena al banco al pago de las costas.

 Consúltenos su caso pulsando aquí.

Deja una respuesta