Categorías
Bancario Blog Intercambio Tipos/Cuotas Permuta financiera Swaps

Bankinter condenado por un contrato de intercambio de Tipos/Cuotas (Swap)

 abogado intercambio tipos

 

 

 

 

 

 

 

 

El Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Madrid ha declarado la nulidad de un contrato de intercambio de Tipos/Cuotas (Swap) suscrito con Bankinter, ordenando la restitución  de los cargos realizados, con intereses y con imposición de costas al banco, en sentencia de 23 de septiembre de 2013.

 

 Los demandantes suscribieron en el año 2006 una Línea de Crédito con Garantía Hipotecaria por importe de 500.000 euros, formalizando en ese momento un Contrato de Intercambio de Tipos/Cuotas a instancias del comercial del Banco que les manifestó que se trataba de un “seguro sin costes” y que les protegería de las subidas del tipo de interés, no implicando ningún gasto de contratación ni de cancelación”.

 

El contrato se suscribe el 21-04-2006, pero su fecha de inicio era el 21-04-2007 y la fecha de finalización era el 21-04-2012. Los clientes son minoristas, no tienen conocimientos financieros y pensaban que contrataban un seguro, desconociendo que se trataba de un producto complejo y el riesgo que asumían. El banco ofreció este producto cuando conocía que era altamente probable una bajada de los tipos de interés. Por todo ello, solicitan la nulidad del contrato, por vulneración de la normativa protectora de los usuarios de servicios bancarios, y por estar viciado el consentimiento por error incluso por haber dolo omisivo por parte del banco. Se alega la inexistencia de causa en el contrato por la indefinición de su objeto y la ausencia de información.

 

El Banco alega que no ha habido un mal “asesoramiento” y que la información fue correcta. También alega caducidad de la acción, que se desestima por el Juez por no haber transcurrido cuatro años desde que finaliza el contrato (SAP Castellón 20-06-2013).

 

En cuanto al error de los demandantes, el Juez considera que los demandantes no fueron convenientemente ni eficazmente informados sobre el producto: Bankinter no explicó el cálculo de la cuota ni las características del producto ni se entregó ningún folleto informativo, pues todo el proceso fue llevado a cabo de forma verbal. Bankinter no realizo ninguna simulación de escenarios al alza o a la baja, ni informó del coste de cancelación.

 

El Perito propuesto por la parte actora reconoció que existía una previsión conocida de que bajaran los tipos, de manera que en el años 2006 era previsible lo que ocurrió en el años 2008, previsión que no fue comunicada al cliente.

El Juzgador hace referencia también a las Resoluciones del Servicio de Reclamaciones del Banco de España de fechas 3/6/2009, 23/6/2009 y 24/6/2009 en las que se indica que las entidades deben cerciorarse de que sus clientes son conscientes de la posibilidad de liquidaciones negativas y de que el coste de cancelación puede llegar a ser importante. El coste de la cancelación es una información trascendente para la consideración de la contratación. De la prueba practicada no se revela un cuidado especial por parte del banco relativo a estos puntos.

 

En cuanto a la legislación aplicable, la LMV en su original artículo 79 exigía diligencia transparencia y una gestión ordenada y prudente cuidando de los intereses del cliente como propios. La modificación por ley 47/2007 incide en el desarrollo normativo de la protección del cliente y distingue entre clientes profesionales y minoristas. El artículo 79 bis regula los deberes de información.

 

En conclusión se estima la demanda y se ordena a Bankinter a restituir a los demandantes los cargos efectuados junto con sus intereses desde la reclamación judicial, con condena en costas al banco.

  

 Consúltenos su caso pulsando aquí.

Vote al Blog de Burguera Abogados  para los Premios Bitácoras 2013,  pinchando aquí.

 ====

 

Deja una respuesta