Categorías
abogado de empresa Blog Derechos de autor Propiedad intelectual Propiedad Intelectual e Industrial

¿Cuándo una obra es original en propiedad intelectual?

PROPIEDAD INTELECTUAL

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Existen varias formas de conseguir la clasificación como original de una obra para que sea objeto de protección en propiedad intelectual.

 

La primera y más antigua es la originalidad estética: ese rasgo de “belleza” atribuido a libros, cuadros o piezas musicales, que supera la realidad al aportarle una visión artística del autor.  Y como la “belleza” es un criterio muy subjetivo, se debe interpretarse en el sentido de que es  singular o diferente del resto, independientemente de que a la persona que lo contempla le guste o no.

También se considera original la obra que se produce como resultado de una combinación sistemática diferente y singular  de los elementos que la componen, y sin aplicar criterios estéticos.  Es el llamado “Derecho de Colección”:  Una base de datos tiene la protección que le otorga el derecho de propiedad intelectual por la selección de elementos que realiza, su orden y su forma de presentación, siempre que se considere que hay una combinación de elementos diferenciada y singular (no sería obra, una base de datos ordenada alfabéticamente).

Lo fundamental es que la obra tenga una singularidad que la diferencie del resto de las creaciones. Esta singularidad permite que se pueda identificar al autor de una obra, atribuyéndole su paternidad y sobre la que se fundamentan tanto sus derechos morales como los patrimoniales.

Un elemento para considerar la originalidad de una obra  son los resultados que obtiene, en el caso de obras de carácter científico o técnico, o práctico, como pudiera ser un método para aprender a hablar un idioma.

La singularidad, que determina la protección del derecho de autor, se da también en las obras derivadas: Se basan en una obra original y por tanto, se debe pedir autorización al autor de la anterior, pero comportan una carga creativa con suficiente relevancia para que considere objeto de protección.

En resumen, el concepto jurídico  de “obra original”  es diferente a la idea general fuera del ámbito del derecho.

Consúltenos su caso pulsando aquí.

 

Deja una respuesta