Categorías
abogado de empresa Blog Contrato marco de operaciones financieras Mala praxis bancaria Permuta financiera Sentencias Swaps swaps Swaps

Declarada la nulidad de un Swap de Caixa Catalunya en Valencia

 

catalunya caixa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Audiencia Provincial de Valencia ha declarado nulo un contrato marco de operaciones financieras y la confirmación del “swap” en sentencia de 27 de mayo de 2014.

 

La mercantil “Almacenes El Visillo S.L.” había confirmado un contrato “swap” el 18 de diciembre de 2007, con fecha de entrada en vigor el 31 de diciembre de 2007.  A la vista del error cometido y habiendo sufrido cuantiosas liquidaciones negativas, presenta demanda ante el Juzgado de Primera Instancia, solicitando la declaración de nulidad.

El Juzgado, desestima la demanda al entender que la acción del artículo 1.301 del Código Civil había prescrito por transcurso de 4 años. También considera que no se dan los requisitos necesarios de esencialidad y excusabilidad para apreciar la existencia de error invalidante del consentimiento, y que el banco actuó correctamente, dando la información  necesaria.

“Almacenes el Visillo” apela ante la Audiencia Provincial, alegando infracción sobre la doctrina del cómputo del plazo de prescripción, error en la valoración de la prueba respecto a la excusabilidad del error y a la información facilitada e  infracción de la normativa MIFID.

Para la Audiencia, la acción podrá ejercitarse hasta haber transcurrido cuatro años desde la consumación del contrato.  Y el contrato no se consuma hasta que finaliza la producción de sus efectos. En este caso, si el contrato vencía en el año 2012, la acción estaría “viva” hasta el 2016, por lo cual, se acepta el primer motivo del recurso.

En cuanto al fondo, los contratos de permuta financiera, son contratos complejos que  (dice literalmente) “no puedan ser siquiera ofertados a quienes no reúnen el perfil adecuado para la suscripción de tales productos”. “La carga de la prueba de la información recae en la entidad bancaria” (….) “y la carga de la prueba del error de consentimiento recae sobre la parte que lo alega”.

 

El Swap que nos ocupa, estaba sometido a la normativa MIFID: La Directiva 2004/39/CE que entra en vigor el 1 de mayo de 2004, no exigía a los Estados miembros la plena aplicación de sus disposiciones hasta el 1 de noviembre de 2007.   La Ley 47/2007, de reforma de la LMV, entra en vigor el 21 de diciembre de 2007.  Los contratos de permuta financiera o Swap anteriores a 1 de noviembre de 2007, se regirán  por el artículo 79 de la LMV y 16 del Decreto 629/1993, en tanto que los swaps contratados entre el 1 de noviembre y el 21 de diciembre, deberán sujetarse a la Directiva MIFID. Los swaps posteriores al 21 de diciembre de 2007 deberán cumplir con lo dispuesto en la Ley 47/2007.

 

En definitiva, al tiempo de la firma del contrato de permuta financiera, estaba en vigor, directamente, la normativa MIFID que obligaba a realizar el test correspondiente.   La realización “extemporánea» del test en el año 2009 no da por cubierto el requisito.  Y ante la falta de test, siguiendo la Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de enero de 2014, “lleva a presumir en el cliente la falta de conocimiento sobre el producto contratado y sus riesgos asociados que vicia el consentimiento. Por ello, la ausencia del test no determina por sí la existencia de error vicio, pero sí permite presumirlo”.

El producto siempre fue protestado por el cliente, que tenía un perfil minorista y carecía de un asesoramiento especializado. El banco desconocía el perfil de su cliente.  La cláusula de “declaración de riesgos” era absolutamente insuficiente por genérica e inconcreta además de no estar firmada.  El producto era inadecuado para el demandante.

En conclusión, se considera que hubo error en el consentimiento en, se estima el recurso y se declara la nulidad del contrato marco de operaciones financieras y del contrato de confirmación del swap.

Consulte su caso ahora

Deja una respuesta