“F*** I’m famous”

marca

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El conocido  Dj David Ghettta ha conseguido una nueva condena por uso indebido de su marca “F*** I’m famous”.

 

 

La Audiencia Provincial de Alicante ha confirmado una condena por la infracción de la marca comunitaria “F*** I’m famous”, propiedad de Guetta TM Management en sentencia de 15 de mayo de 2014.

La empresa que gestiona los derechos de David Ghetta, demanda a una empresa por infracción de su marca a través de la fabricación y distribución de gorros, camisetas, abanicos y otros productos incluidos en las clases 14, 18 y 25 de la Clasificación de Niza.  El famoso DJ, tiene registrada la marca comunitaria nº 10.010.254  para las clases 3 4, 5, 9, 10, 14, 15, 16, 18, 20, 21, 24, 25, 26, 28, 30, 32, 33, 34, 35 y 41.  O sea, casi todos los productos de la clasificación de Niza.

El Juzgado de Marca Comunitaria Núm. 2 dictó sentencia estimando la demanda, ordenando la cesación del uso de dicha marca, retirando los productos para su destrucción y ordenando al pago de una indemnización por daños del 50% del volumen de facturación de los productos infractores y al pago de las costas.

El 50% de la facturación como indemnización es una cantidad muy considerable, teniendo en cuenta que muy pocos productos consiguen tales márgenes en general: Seguro que infracción ha costado mucho más de lo que la empresa haya podido ganar.

La empresa demandada interpone recurso ante la Audiencia Provincial, alegando que:

1.- Su actuación estaba amparada en unos diseños industriales registrados con anterioridad: Se rechaza el argumento por que hay diferencias sustanciales entre lo que había registrado como diseño y la marca infringida.

2.- No recibió requerimiento previo extrajudicial por burofax: El requerimiento se intentó por la demandante, pero además, el artículo 9 del Reglamento de Marca Comunitaria, no exige ningún requerimiento previo.

3.- No ha conseguido vender ningún producto textil con dicha marca: Se rechaza también el argumento por que no es necesario siquiera la venta efectiva, sino que es suficiente con ofrecerlo en un catálogo (art. 9.2.b RMC),  hecho reconocido por el demandado.  Además los productos estaban a la venta por un distribuidor.

4.- La indemnización es improcedente por no resultar acreditada la comercialización de los productos infractores: Se descarta a la vista de los argumentos del apartado anterior.

5.- La demandada actuó de buena fe: Se rechaza por que el artículo 9 del RMC no excluye la infracción en caso de que medie la buena fe del tercero.

6.- La referencia a la realización de actos de competencia desleal en la sentencia recurrida es improcente: Se rechaza por que se menciona para no proceder a examinarse, porque si los actos constituyen infracción marcaria, no procede la aplicación de la regulación sobre competencia desleal, atendiendo al principio de especialidad.

Además, se imponen las costas de la alzada al demandado.

En definitiva, un tema como el de la marca del famoso DJ David Guetta,  que puede parecer frívolo, por el entorno o el tipo de producto, puede traer graves consecuencias en caso de infracción marcaria.

Cuestión distinta será si el demandante podrá cobrar efectivamente la indemnización… En estos casos, esta suele ser la mayor dificultad práctica.

 Consulte su caso ahora

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter



Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio