¿Qué es el “Abuso de Derecho”?

abuso de derecho

 

Cuando se utiliza una norma legal para producir un daño no protegido por otra figura jurídica y este daño se considera inmoral o antisocial, nos encontramos ante la figura del “Abuso del Derecho”.

El abuso del derecho se apoya fundamentalmente en los artículos 7.2 del Código Civil, 1.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial y 247.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

 Además, ha sido contemplado en numerosas sentencias del Tribunal Supremo, que se refiere al abuso del derecho con afirmaciones como estas:

“Presupone la concurrencia de actuaciones con intención de dañar o perjudicar o utilizando normas en forma contraria a la convivencia social ordenada” (STS 9 octubre 1997).

“Los derechos subjetivos tienen unos límites de orden moral, teleológico y social y cuando se obra en aparente ejercicio de un derecho, traspasando en realidad los límites impuestos al mismo por la equidad o la buena fe con daño para terceros, se incurre en responsabilidad, o en estricto sentido, quien usa de su derecho no puede cometer abuso alguno” (STS 25 de septiembre de 1996).

Elementos esenciales

 La jurisprudencia del Tribunal Supremo,   ha establecido los elementos esenciales del abuso del derecho a través de multitud de sentencias (sentencias de 21 de diciembre de 2000, 12 de julio de 2001, 2 de julio de 2002, 28 de enero de 2005, y 12 de junio de 2014, entre otras).

1.- Uso de un derecho objetivo y externamente legal.

2.- Daño a un interés no protegido por una específica prerrogativa jurídica.

3.- Elemento subjetivo: intención de dañar de quien lo causa o ausencia de interés legítimo.

4.- Inmoralidad o antisocialidad del daño.

Para apreciar  la existencia del abuso del derecho, es necesario estudiar cada caso en concreto, haciendo un análisis con la jurisprudencia del Tribunal Supremo recaída sobre casos similares.  Además, para el Alto Tribunal, se debe interpretar de modo restrictivo y no debe permitirse que se alegue por quien es responsable de una actuación antijurídica (STS de 15 de febrero de 2000).

No es posible alegar el abuso del derecho cuando el interés perjudicado tiene un precepto legal para su protección: el abuso del derecho tiene carácter excepcional, para situaciones en las que no hay otra protección jurídica  (STS 25 de septiembre de 1996).

 Se puede utilizar tanto para fundamentar una acción como defensa y excepción para los casos en los que no exista una norma de apoyo (STS 26 de diciembre de 1990).

 Ejemplos

 Algunos de las materias en las que con más frecuencia se alega el abuso del derecho son las siguientes:

 En materia societaria

 “Levantamiento del Velo” en personas jurídicas:  En los casos en los que no existan otras armas sustantivas y procesales, el levantamiento del velo permite evitar el perjuicio a intereses públicos o privados o el uso de la personalidad jurídica como camino del fraude  en daño ajeno o de los derechos de los demás, o haciendo  un uso antisocial del derecho (STS de 31 de octubre de 1996).

Reparto de dividendos: Aunque el socio tiene el derecho genérico al reparto de dividendos, que permite incluso pedir la separación de la sociedad en las condiciones del artículo 348 bis de la LSC,  si la junta general aprueba que no haya reparto, normalmente no será viable la reclamación por abuso del derecho.  Sería necesario probar que la finalidad del acuerdo tenía por finalidad cometer el abuso y la sociedad podría defenderse alegando sus razones.   Por otra parte, si la ausencia de dividendos se debe a la mala gestión o a las retribuciones desmedidas de los administradores, existen otros cauces legales para exigir la responsabilidad del administrador con lo que no sería de aplicación el abuso del derecho.

 Ampliaciones de capital: Cuando se producen ampliaciones de capital que diluyen la participación social de los minoritarios, solamente en caso de una falta absoluta de justificación, se podrá alegar el abuso del derecho. Pero si hay una necesidad de capital, y la junta aprueba la ampliación, al socio que quiere mantener su participación, la teoría del abuso del derecho no le va a servir de mucho.

Derecho de información: Los artículos 196 y 197 de la LSC regulan el derecho a la información:  los socios tienen derecho a la información necesaria para el voto de los asuntos del orden del día y para solicitar más información, necesitan tener al menos el 25% del capital. Se considera  que no hay abuso de derecho cuando se solicita información cuando no hay causa para denegarla ni se pueda perjudicar los intereses sociales.

Convocatoria de la junta: Se podría incurrir en abuso de derecho cuando se cambia de manera intempestiva la forma de convocatoria sorprendiendo la legítima confianza del socio en que se produciría de la manera habitual.

Responsabilidad social del administrador:  El Tribunal Supremo ha utilizado la doctrina del abuso del derecho en situaciones en las que se reclamaba contra los administradores en situaciones en las que cuando se contrataba con la sociedad, se sabía de su mala situación (STS de 12 de febrero de 2003).

Otras materias

Inexistencia de “Iusta causa litigandi”: cuando  en un litigio una parte mantiene pretensiones manifiestamente indefinidas u orientadas a finalidades distintas a las naturales en la función social del proceso, la otra parte podrá ejercitar la acción de responsabilidad extracontractual (STS de 6 de junio de 1999).

Pruebas de paternidad: La negativa sin causa justificada a someterse a pruebas biológicas en un proceso de declaración de paternidad implicaba un ejercicio abusivo de los derechos a la integridad (STS 19 de marzo de 1993).  Pero este asunto ha sido ya resuelto de forma expresa por el artículo 767.4 de la LEC, permitiendo al tribunal la declaración de la filiación solicitada, cuando concurran otros indicios, por lo que ya no se trataría de un caso de abuso de derecho.

En resumen, el abuso de derecho debe ser analizado en cada caso concreto y su estimación no es fácil por los tribunales dada la interpretación restrictiva que se debe hacer de esta figura, según el Tribunal Supremo.

Consulte su caso ahora 

 

Unase a la demanda colectiva de Acciones Bankia ahora

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter



Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio