Swap de Bankinter anulado por la Audiencia Provincial de Madrid

bankinter

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la nulidad de un swap “Clip Bankinter Extra” contratado por una sociedad limitada, en sentencia de 6 de marzo de 2014.

 

La empresa demandó ante el Juzgado de Primera Instancia al banco, solicitando que se declarase la nulidad del contrato  de swap (Clip Bankinter Extra) y éste había estimado la demanda.

El banco presenta recurso ante la Audiencia Provincial.

De la prueba practicada se demuestra que el banco no había aportado ni el folleto ni el contrato antes de la firma e incluso se solicitó por la parte demandante en reiteradas ocasiones incluso de forma fehaciente, la remisión de dichos documentos.

Por otra parte, no se realizó el test de conveniencia ni el test de idoneidad.  El producto fue ofrecido por el banco a la empresa por lo que se debió realizar el segundo.  El demandante se dedica a actividades profesionales relacionadas con la medicina, por lo que no tenía  conocimientos específicamente financieros y su perfil era conservador.

Los contratos fueron firmados “en una visita que duró 10 ó 15 minutos a lo sumo y no se trata de contratos que estén redactados con claridad”.  Y al respecto de esta afirmación del contrato “se podría reducir e incluso anular el beneficio económico esperado por el cliente”, se afirma que “una cosa es que se pueda anular o reducir el beneficio esperado y otro es que se vea el cliente obligado a satisfacer liquidaciones en absoluto desdeñables”.

No se especifica la fórmula de cálculo de las liquidaciones trimestrales, ni posteriormente se motivan las liquidaciones practicadas por el banco.  No se explica el coste de la cancelación anticipada. El banco se reserva el derecho a revocar el mercado sin coste, mientras que el cliente debe pagar un coste de cancelación “a precio de mercado” omitiendo el detalle para su cálculo.

Se incumple por tanto la obligación de diligencia, buena fe e información completa y clara exigible al banco.  Se mencionan las STS de 30-4-2013 y de 20-1-2014 relativas al deber de información del banco ante un cliente minorista.

Las omisiones de información sobre aspectos fundamentales del contrato produjeron un error en el administrador de la empresa, esencial y excusable, suficiente para invalidar el consentimiento.

Se rechaza la teoría de los actos propios, que no se aplica si estos están viciados por error, ignorancia o conocimiento equivocado como confirma reiterada jurisprudencia (SSTS 4-3 y 30-9-1992, 12-4-1993 y 10-6-1994).

En definitiva, se confirma la nulidad del Swap “Clip Bankinter Extra” y se condena en costas al banco.

 Consúltenos su caso pulsando aquí.

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter



Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio