Categorías
Bancario Blog Clip Mala praxis bancaria Permuta financiera swaps Swaps

Swaps: Condenado el Banco Santander

  abogado swap

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Bilbao ha declarado la nulidad de un Swap contratado con el Banco Santander, ordenando la restitución recíproca de prestaciones, en sentencia de uno de julio de 2013.

 

Se trata de un contrato Swap ligado a la inflación. El demandante solicitaba la nulidad del Swap celebrado el 14 de octubre de 2008 y subsidiariamente pedía la responsabilidad del banco por haber realizado un defectuoso servicio de servicio de inversión y asesoramiento y por incumplimiento de sus obligaciones legales y contractuales, con indemnización de daños y perjuicios.

El banco alega que no existe vicio del consentimiento alguno que haya generado error en la contratación ni falta de información. Niega que hubiese asesoramiento y afirma el carácter profesional y los conocimientos del cliente.

 

El Juez indica que los Swaps están sometidos a la LMV por indicación expresa de su artículo 2.2 .  Además se debe tener en cuenta la Ley 26/1988 sobre Disciplina e Intervención de Entidades de Crédito, la Orden Ministerial de 12 de diciembre de 1989, la Orden EHA/1665/2010  y la Orden EHA/2899/2011  sobre transparencia y protección del cliente de servicios bancarios. Por otra, se deben considerar las circulares del Banco de España entre las que destaca la Circular 8/1990 sobre transparencia y protección de la clientela.

 

El demandante tenía una relación de confianza con el banco. El test de idoneidad lo rellenó el banco teniendo en cuenta los datos que tenía del cliente, sin preguntarle directamente.

 

Por otra parte, en cuanto al equilibrio del contrato, el banco tiene información sobre las previsiones de evolución de los tipos de interés y de la inflación. No se pretende que la entidad bancaria comparta de forma absoluta toda la información de que dispone, pero sí que es necesario que actúe con lealtad y buena fe como establece el artículo 7 del Código Civil.

 

El banco, no hizo un seguimiento del producto, ni informó a los actores de la evolución de la inflación ni del incremento de los riesgos que se estaba produciendo ni recomendó la cancelación del producto a la vista de la situación de mercado y de las previsiones de bajada.

 

En definitiva, el juzgador considera que existe un error excusable, declarando la nulidad del contrato y ordenando la recíproca restitución de prestaciones, sin imponer condena en costas.

Consúltenos su caso pulsando aquí.

El próximo 9 de diciembre de 2013 realizaremos  un  webinar  en colaboración con la prestigiosa comunidad financiera en  internet Rankia.com  . Puede  registrarse gratuitamente aquí.

 

Deja una respuesta