Categorías
abogado preferentes valencia Bancario Mala praxis bancaria participaciones preferentes recuperar la inversion en preferentes y deuda subordinada Sentencias preferentes

Sentencia sobre preferentes: condenan al banco

abogado preferentes valencia

Sentencia sobre preferentes: condenan al banco

 

 

El Juzgado de primera instancia e instrucción nº 1 de Celanova ha condenado a Novagalicia a devolver el importe invertido en participaciones preferentes, con condena en costas.

 

El caso es el siguiente: Los demandantes invirtieron en participaciones preferentes con fecha 28 de junio de 2005. Demandan al banco solicitando la nulidad del contrato por existencia de un vicio invalidante del consentimiento, al haberse omitido las características básicas del producto contratado y no haberse informado correctamente.

 

El banco alega caducidad de acción por transcurso de más de 4 años que establece el art. 1301 del C.C.. También alega la falta de legitimación pasiva por que el banco sólo era intermediario. El banco dice que cumplió con su deber de información al facilitarle al cliente el folleto informativo.

 

El Juzgado en su sentencia, distingue entre nulidad y anulabilidad, indica que lo que se está solicitando es la anulabilidad, pero que el plazo empieza a contar a partir de la consumación del contrato (cuando se acaba el mismo) y no desde la perfección a su firma.

 

Rechaza que el banco pueda “lavarse las manos” diciendo que es solamente un intermediario.

 

Hace un análisis sobre la naturaleza de las participaciones preferentes a la vista de la definición de la CNMV, calificándolas como producto complejo,  de riesgo elevado, y de liquidez limitada.

 

Analiza la normativa existente a la fecha de contratación de las preferentes el 28 de junio de 2005, a saber:

 

  • RD 629/1993 sobre normas de actuación en los Mercados de Valores que exigía diligencia e información transparente a la clientela, consagrando los principios de imparcialidad, buena fe, cuidado, diligencia y deber de dar a la clientela información clara, correcta, precisa y suficiente, basada en criterios objetivos para conocer la experiencia inversora y los objetivos de la inversión, haciendo hincapié en los riesgos. (Destaca los artículos 4 y 5).

 

Se indica que la carga de la prueba del correcto asesoramiento e información es del banco, según Sentencia del Tribunal Supremo de 14 de noviembre de 2005.

 

Destaca la siguiente frase de la sentencia:

Resulta además llamativo que el contrato de suscripción de las participaciones preferentes no vaya acompañado del correspondiente clausulado por el que se ha de regir tal operación lo que contrasta con lo que sucede en el caso del contrato tipo de depósito o administración de valores, tratándose de un producto mucho más complejo que sí requería una adecuada y completa información”.

 

El juez finaliza apreciando el error el el consentimiento, declarando la nulidad del contrato, y estableciendo la mutua restitución de prestaciones, es decir, el banco devuelve íntegramente el capital invertido y los clientes deben devolver los intereses recibidos, pero se admite la petición de intereses legales: el banco debe pagar los intereses legales desde la fecha de suscripción del contrato hasta la fecha de la sentencia y a partir de la misma, los del art. 576 de la LEC.

 

Se condena al banco a pagar las costas.

 

====

 

Deja una respuesta