Categorías
abogado preferentes abogado preferentes valencia Mala praxis bancaria participaciones preferentes Sentencias preferentes

NCG condenada por preferentes en La Coruña

abogados de preferentes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

NCG condenada por preferentes en La Coruña

 

 

NCB Banco ha sido condenado a devolver 28.000 euros invertidos en preferentes con intereses legales desde la fecha de la contratación, descontando los rendimientos percibidos por los actores, en sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 4 de La Coruña de fecha 20 de junio de 2013.

 

 

El 3 de abril de 2009 los demandantes firman un contrato de depósito y administración de valores con Caja de Ahorros de Galicia  (NCG), les hacen un test de conveniencia con el resultado de no conveniente y firman una orden de compra de 28.000 euros en preferentes.  No consta la entrega de un tríptico informativo.  En la demanda se denuncia que se firmó la orden de suscripción sin haber sido debidamente informado de los riesgos, por tanto sin un consentimiento válido.

 

El Magistrado-Juez hace un análisis en profundidad de la naturaleza de las participaciones preferentes, llegando a la conclusión de que son “un producto complejo (extremadamente complejo) y de riesgo (extremado riesgo) no adecuado para el cliente minorista medio”.

 

 En los documentos firmados, “no se otorga la debida relevancia tipográfica a los aspectos más importantes, y no hay constancia alguna de que los mismos hayan sido explicados al cliente, que ha estos efectos ha de ser considerado como un simple consumidor minorista”.

 

Los demandantes eren de edad avanzada, con problemas de salud y  siempre habían invertido en plazos fijos y tenían una relación de confianza con la entidad.  Ocurrió lo que ha pasado en tantos otros casos: de la oficina del banco llaman al cliente para ofrecerle la renovación del plazo fijo, pero que les iban a dar más interés, con igual garantías y liquidez…  El producto fue ofrecido por la entidad a sus clientes y no solicitado por éstos.

 

Se considera probado que no se le dio al cliente información suficiente sobre los riesgos que asumía, lo que implica la existencia de un vicio en el consentimiento.  Además no debemos olvidar que la carga de la prueba recae sobre el banco.

 

En definitiva, se estima la demanda, y se condena al banco a devolver los 28.000 euros con intereses desde la fecha de cargo en cuenta, descontando los rendimientos recibidos por los actores,  y con condena en costas al banco.

 

Consúltenos su caso pulsando aquí.

 

====   

 

 

 

Deja una respuesta