¿Qué son las participaciones preferentes?

abogados preferentes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las participaciones preferentes, son un instrumento financiero híbrido cuyas características principales son las siguientes:

 

1.- No otorga derechos políticos al inversor: es decir, este no tiene derechos de voto en la junta de accionistas, a diferencia de las acciones ordinarias.

 

2.- Su rentabilidad está supeditada a la obtención de beneficios: si la sociedad no tiene beneficios, no reparten dividendo: no se garantiza de ninguna forma rentabilidad ni el pago de dividendos: Si la entidad no cumple con los requerimientos de recursos propios establecidos por Ley, no puede pagar los rendimientos de las preferentes.  Además, los beneficios de un período no pagados no se acumulan: si en un período no se pueden pagar, ese derecho se pierde y no se puede acumular.

 

3.- Su duración es indefinida: No tienen un plazo de vigor determinado, son perpetuas: Esto implica que el inversor no tiene derecho a reclamar el importe nominal invertido. 

 

Por otra parte,  es habitual que el emisor se reserve un derecho a cancelar las participaciones a partir del quinto año, si le interesa por las condiciones del mercado.

 

4.- Se trata de instrumentos complejos y de riesgo elevado, no adecuado para el cliente minorista medio.

 

5.- En caso de quiebra de la emisora, los titulares de participaciones preferentes son los últimos en cobrar, solamente por delante de los accionistas.

 

6.- El capital no está garantizado.

 

7.- No están cubiertas por el Fondo de Garantía de depósitos. Si el banco quiebra, se perderá toda la inversión.

 

8.- Su liquidez es muy baja: depende de un mercado secundario en el que en ocasiones no hay demandante: Cuando quiera vender, puede que no se encuentre un comprador. La liquidez no era real.

 

9.- Su rentabilidad es alta, para compensar los riesgos anteriores.

 

10.- Su nombre ya de por sí induce al error: pues no significa que los titulares de preferentes sean acreedores privilegiados si no todo lo contrario. En caso de liquidación se sitúan por detrás de todos, salvo de los accionistas ordinarios.

 

11.- A efectos contables se consideran capital del emisor. Por eso se lanzaron especialmente a partir del 2003: para que las entidades financieras pudiesen cumplir los requisitos de capital mínimos.

Si  se considera afectado por las participaciones preferentes, le interesará asistir al webinar que celebraremos en colaboración con el prestigioso sitio de internet Rankia.com, el próximo 11 de septiembre de 2013. Puede registrarse aquí.

Consúltenos su caso pulsando aquí.

==== 

 

 

 

Deja un comentario

Idioma




Suscríbase y reciba un libro PDF


Solo por suscribirse recibirá por correo electrónico el enlace para descargar el libro "Cómo cambiar de abogado" en formato digital.
Regístrese aquí

Sígueme en Twitter



Suscríbase a nuestro newsletter:

* Este campo es obligatorio