Categorías
abogado preferentes abogado preferentes valencia abogado subordinadas abogado subordinadas valencia Bancario Mala praxis bancaria obligaciones subordinadas participaciones preferentes Sentencias preferentes sentencias subordinadas

Condenan a NCG por preferentes y subordinadas

 

abogado preferentes subordinadas

 

 

 

 

 

 

 

 

Condenan a NCG por preferentes y subordinadas

 

NCG has sido condenada a devolver el importe invertido en participaciones preferentes y obligaciones subordinadas  en sentencia del Juzgado de Primera Instancia de La Coruña, de fecha 22 de abril de 2012.

 

Los actores, solicitaron la nulidad de los contratos de suscripción de participaciones preferentes de fecha 16 de marzo de 2009 y de obligaciones subordinadas de 16 de noviembre de 2009 y de 21 de diciembre de 2010, por un total de 96.535 euros, alegando error en el consentimiento y falta de información. Los empleados de Novagalicia Banco les habían dicho que no tenía ningún riesgo, que el capital y la rentabilidad estaban garantizados y que tenían liquidez inmediata. Invirtieron por recomendación del director con el cual tenían una relación de confianza. Fue éste el que les llamó para ofrecerles un depósito a plazo para clientes “preferentes”. No se les entregó ningún folleto ni se les realizó test alguno y el origen de los fondos era el ahorro a plazo fijo que tenían.

Cuando en abril de 2012 se dan cuenta de que no les están abonando los intereses, se enteran de lo que realmente se trata y no pueden recuperar su dinero.

 

El banco dice que informó previamente de los productos, y que al recibir los rendimientos durante 3 años, aceptaron el producto.

 

La sentencia analiza la naturaleza de estos dos productos, calificándolos como complejos.

 

Sobre la obligación de información del cliente, se destacan los artículos 79 apartados 6 y 7 de la LMV y el RD 217/2008 en especial, el artículo 64.

 

Se indica que la carga probatoria recae sobre el banco (sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia de 26 de abril de 2006) y que en este caso, la actora es consumidora por lo que resulta de aplicación la LGDCU, en concreto el art. 2.1 que establece el derecho al consumidor sobre la información correcta sobre los productos o servicios.

 

En conclusión, el juez no considera probado por el banco que diese a los demandantes la información adecuada y condena al banco a restituir el principal, descontando los intereses abonados a los actores y sin condena en costas.

 

====

Deja una respuesta