Categorías
abogado preferentes abogado preferentes valencia abogado subordinadas abogado subordinadas valencia Bancario obligaciones subordinadas participaciones preferentes recuperar la inversion en preferentes y deuda subordinada Sentencias preferentes sentencias subordinadas

Estrategias para la reclamación de preferentes y subordinadas

 estrategia preferentes y subordinadas

 

 

 

 

 

 

 

La reclamación para recuperar el importe invertido en participaciones preferentes y obligaciones subordinadas se estructura sobre una serie de estrategias que veremos a continuación.

 

Se plantean peticiones al juzgado de forma subsidiaria, para no incurrir en defecto legal en el modo de proponer la demanda.

 Los motivos que  pueden llevarnos a recuperar nuestro dinero son los siguientes:

 1.- Nulidad de contrato de adquisición por error en el consentimiento (Art. 1265 CC): La infracción del deber de información puede llevar a que el cliente carezca del necesario “conocimiento de causa”  exigido para tomar una decisión. Esta falta de conocimiento puede producir un consentimiento viciado por no conocer la causa del negocio realmente suscrito. Para que sea apreciado es necesario que concurra:

        Error esencial: Es el que recae sobre la cosa que constituye el objeto del contrato o sobre las condiciones que principalmente hubieran dado lugar a su celebración. Este error se da normalmente en el funcionamiento del producto, en cuanto a su liquidez o al pago de rendimientos condicionado a que la entidad financiera obtenga beneficios, o en cuanto a los riesgos, por que los clientes no sabían que podían perder parte de sus ahorros.

        Error excusable: Es el error que no es imputable a quien lo sufre por que no puede ser evitado empleando una diligencia media. Si el cliente tuviese experiencia en productos complejos y con riesgo financiero, no se consideraría excusable el error.

 

2.-  Nulidad del contrato por ser contrario a normas imperativas (Art. 6.3 CC). Este apartado dice:

“Los actos contrarios a las normas imperativas y a las prohibitivas son nulos de pleno derecho, salvo que en ellas se establezca un efecto distinto para el caso de contravención”. 

La violación de la normativa aplicable al caso,  tendría como efecto la nulidad de pleno derecho.

 

 3.- Anulación del contrato derivada de la concurrencia  de vicios del consentimiento (Art. 1300 CC).  Como indica este artículo:

“Los contratos en que concurran los requisitos que expresa el artículo 1.261 pueden ser anulados, aunque no haya lesión para los contratantes, siempre que adolezcan de alguno de los vicios que los invalidan con arreglo a la ley.”

 

4.- Resolución del contrato basada en el incumplimiento del deber de información (Art. 1124 CC) por parte de la entidad bancaria.   El deber de información comprende varios frentes: 

  • El banco debe informarse de las características del cliente para ofrecerle un producto adecuado a su perfil.
  • El banco debe informar al cliente sobre el producto y sus riesgos.
  • El banco debe informar de la evolución real del valor del producto, para permitir al cliente tomar decisiones      adecuadas.

 

Según el artículo 1.124 del Código Civil:

 “La facultad de resolver las obligaciones se entiende implícita en las recíprocas, para el caso de que uno de los obligados no cumpliere lo que le incumbe.

El perjudicado podrá escoger entre exigir el cumplimiento o la resolución de la obligación, con el resarcimiento de daños y abono de intereses en ambos casos. También podrá pedir la resolución, aun después de haber optado por el cumplimiento, cuando éste resultare imposible”.

            

5.- Acción de responsabilidad por dolo o negligencia en el cumplimiento de las obligaciones del banco (Arts. 1101, 1902 y 1903 CC)y se condene al banco a la correspondiente indemnización de daños y perjuicios.

 El artículo 1.101 del Código Civil establece:

“Quedan sujetos a la indemnización de los daños y perjuicios causados los que en el cumplimiento de sus obligaciones incurrieren en dolo, negligencia o morosidad, y los que de cualquier modo contravinieren al tenor de aquéllas”.

 

A los efectos de los puntos anteriores es muy importante tener en cuenta que la carga de la prueba de la información del funcionamiento y los riesgos del producto recae sobre la entidad financiera. No es suficiente acreditación de estas exigencias que conste en contrato con la firma del cliente un “aviso” de que el cliente es consciente de los riesgos (ST. De la AP de Valencia Secc.9 de 22 de febrero de 2012).  Ello tiene como consecuencia que si no hay coincidencia entre lo ofrecido y lo realmente concertado, se estimará la nulidad. La STS de 14 de noviembre de 2005 afirma “que la diligencia en el asesoramiento no es la genérica de un buen padre de familia, sino la específica del ordenado empresario y representante leal en defensa de los intereses de sus clientes y en segundo lugar, la carga probatoria acerca de tal extremo debe pesar sobre el profesional financiero, lo cual por otra parte es lógico por cuanto desde la perspectiva de los clientes se trataría de un hecho negativo como es la ausencia de dicha información”.

 

 Para finalizar, es importante que se solicite el abono de intereses legales desde la suscripción de los valores.

 

Si el juez estima nuestra demanda, normalmente se ordenará la prestación recíproca de prestaciones: El banco debe devolver el capital recibido y el cliente debe recibir los rendimientos del producto, descontando el interés legal del capital desde la suscripción del producto.

 Si  se considera afectado por preferentes o subordinadas, le interesará asistir al webinar que celebraremos en colaboración con el prestigioso sitio de internet Rankia.com, el próximo 11 de septiembre de 2013. Puede registrarse aquí.

 

 Consúltenos su caso pulsando aquí.

 

====

 

Deja una respuesta