Categorías
Bancario Blog Casos (sentencias) Compensación

Abusividad de la Clausula de Compensación

abogado bancario compensacion

La cláusula de compensación a favor de la entidad prestamista es nula por abusiva

 

Consulte gratis su caso ahora

Resulta muy frecuente encontrar en los contratos de préstamo la llamada cláusula de compensación de pagos. Se trata de una cláusula que permite al banco compensar el saldo existente en una cuenta con los descubiertos o deudas que el cliente tenga con la misma entidad. En ocasiones, el prestamista puede ejercer esta facultad incluso en casos de cotitularidad de la cuenta.

Pero, ¿es válida esta cláusula? La Audiencia Provincial de Valencia se pronunció recientemente sobre este tema en su Sentencia núm. 552/2023, de 19 de septiembre de 2023 (ECLI:ES:APV:2023:2613).  En esta se resuelven otras cuestiones relativas al préstamo, pero centraremos nuestra atención en la cláusula de compensación.

Antecedentes de hecho

D. Eduardo suscribió con la entidad CaixaBank S.A. un contrato de préstamo, que incluía la siguiente cláusula octava:

“La parte deudora y los fiadores, si los hubiera, autorizan irrevocablemente a ‘La Caixa’, para compensar las obligaciones vencidas, ordinaria o anticipadamente, y no satisfechas, derivadas de este contrato con los derechos de crédito que ostentasen frente a la misma por causa de la titularidad individual, entre sí o junto con terceros, de cualquier depósito de efectivo, a la vista o a plazo. En caso de cotitularidad indistinta o solidaria, de conformidad con lo establecido en el artículo 1143 del Código Civil, la compensación podrá alcanzar a la totalidad del saldo de depósito. En caso de depósitos a plazo, su saldo se reputará vencido y exigible a efectos de compensación. Asimismo, dicha autorización se extiende a la venta o realización de los valores de los que fuesen titulares en cualquier depósito, cuenta o expediente de valores de ‘La Caixa’, efectuándose la compensación con cargo al producto obtenido”.

D. Eduardo interpuso demanda frente a CaixaBank S.A. solicitando la nulidad de varias cláusulas de su préstamo.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción n.º 6 de Alzira declaró nulas otras cláusulas de la póliza (comisión por reclamación de impagados, e intereses de demora), pero no la octava sobre la compensación, por lo que la parte demandante interpuso recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Valencia.

Recurso de Apelación

Centrándonos en la cuestión de la abusividad de la compensación, la AP de Valencia resaltó que, pese a que el artículo 1156 CC prevé la compensación legal, se debe tener en cuenta la condición de consumidor.

“Cuando se trata de un contrato celebrado entre un profesional y un consumidor y se establezca una condición general no negociada individualmente, la legalidad de la compensación convencional no está exenta de que pueda ser examinada desde la perspectiva de la posible abusividad por control de contenido”.

Para dar respuesta a la cuestión, la Audiencia se remitió al artículo 82.1 del TRLGDCU, el cual establece que se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente que causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato.

Tal y como está redactada:

«(…) la cláusula elimina la regla de imputación de pagos que el artículo 1172 del Código Civil permite al deudor. Por ello, puede concluirse que esta norma negocial no habría sido aceptada por el consumidor en caso de que se le hubiera tratado de manera leal y equitativa en el marco de una negociación individual pues es claro que su introducción en el contrato supone un incumplimiento de su deber de no aprovecharse de la posición de dominio que le viene conferida por la predisposición.«

A mayor abundamiento, dicha “compensación” alcanza a los fondos que pertenezcan a terceras personas.

Asimismo, la Audiencia indicó que por aplicación del artículo 88.1 TRLGDCU, se considerarán abusivas las cláusulas que supongan la imposición de garantías desproporcionadas al riesgo asumido.

En definitiva, la Audiencia Provincial de Valencia estimó el recurso:

 

“La cláusula predispuesta constituye, en realidad, una pignoración tácita de todos los depósitos o cantidades del consumidor que gestiona la entidad financiera. Si se examina la cláusula, resulta que, con su texto, resultaba innecesario el contrato de pignoración que se llevó a cabo. Por eso, en este caso en concreto y pese a las dudas que pueda generar la abusividad de esta cláusula, se considera que la cláusula es abusiva pues la póliza venía acompañada de un contrato de pignoración de un depósito que se convertía en innecesario a la vista de la cláusula debatida”.

 Conclusión

La cláusula que permite al banco prestamista la compensación de las deudas de sus clientes con el saldo existente en sus cuentas de la entidad es nula por abusiva, cuando nos encontramos con consumidores.

Consulte gratis su caso ahora

Deja una respuesta